martes, 28 de abril de 2009

Relajando...

Hoy celebré mi primer cena sola en la mesa nueva... La inauguración no oficial fue hace una semana cuando recibi la visita de mis dos sobrinos y comimos los tres unas ricas... empanadas... Los chicos deciden asi que esa fue la cena, a la que le sumamos El Rey León 2 los tres tirados en los puffs y al final un poco de Playstation por parte de mi ahijado...

Pero volvamos en mi primera cena sola, en la mesa nueva... Decidí probar a hacer una tarta... si, ya se que no es nada muy elaborado pero la verdad nunca habia hecho una porque no tenía "tartera"... pero recordé que en el último intento de andar en roller (que terminó en un paseo por el supermercado) compré dos moldes de siliconas! Asi que manos a la obra... mezcle un poco de todo y salió una riquísima (modestia aparte) tarta de atún...



Estarán pensando: Tanto lío para eso? Los desafío a intentar hacer una tarta de atún en la misma casa donde vive una gata diábolica y adicta a ese pescado! Después no me hablen de deportes de alto riesgo, esto es cocina de alto riesgo...

Esta "aventura" me dejó algunas enseñanzas:

- La ventaja de los moldes de siliconas con respecto a los tradicionales de metal NO es que no se calientan igual... La ventaja debe estar más bien relacionada con que la comida no se pega, y que claramente son mucho más "fashion" en color naranja...

- Para el futuro, cuando decida cocinar nuevamente algo que incluya el único elemento favorito de mi monstruo, mejor encerrarla un ratito durante el proceso.


- Cocinar es una muy linda forma de relajarse y pasar el tiempo... mi regla de no pedir delivery para mí sola, sigue más vigente que nunca